Inicio » Platos de Fondo » Pierna de cordero rellena

Pierna de cordero rellena

Para servir se trincha la carne en lonchas de un centímetro de grosor, se la coloca en una fuente grande y alrededor se colocan las cebollitas y las zanahorias.

Ingredientes:

  •   1 pierna de cordero de 1 kilo
  •   50 gramos de jamón
  •   1 huevo
  •   1/4 kilogramo de zanahorias
  •   150 gramos de carne de ternera picada
  •   200 gramos de carne de cerdo picada
  •   10 cebollitas
  •   1 cucharada de miga de pan
  •   1 vaso de vino blanco
  •   2 cucharadas de leche
  •   1 cucharada de maizena
  •    ajo
  •    perejil
  •    aceite y sal

Preparación:

Se escoge una pierna como se ha señalado y se deshuesa; ya deshuesada y abierta, se sazona de ajo machacado y se deja reposar una hora. Se mezcla la carne picada, se sazona con ajo machacado y se le añade el jamón cortado en cuadrados; el pan se pone a remojar en la leche, se exprime bien y se junta con todo el relleno; por último, se añade el huevo batido.
Pasado el tiempo de reposo de la pierna se espolvorea de sal la parte abierta y se rellena con la mezcla preparada; se enrolla y se cose, atándola bien para darle la forma primitiva.
A continuación, se sazona de ajo y se deja así por espacio de una hora; pasado ese tiempo, se le pone un poco de sal y se rehoga en una cazuela con aceite bien caliente; cuando está dorada se rocía con el vino blanco y se le añaden las zanahorias peladas y partidas en rodajas; se tapa y se deja cocer lentamente, después de ponerle un poco de perejil picado y de rectificarlo de sal.
A las cebollitas se les quita la primera capa; todas preparadas se escaldan en agua hirviendo, se escurren y se rehogan hasta que queden doradas en aceite bien caliente o en aceite y mantequilla, mitad y mitad. A media cocción de la pierna se añaden éstas, se agrega un poco de agua y se rectifica de nuevo de sal; se vuelve a tapar, dejándolo cocer todo junto hasta el final.
Ya tierna la carne, se saca para una fuente y se deja enfriar; se sacan de la salsa las cebollitas y las zanahorias, se desgrasa la salsa y se liga con una cucharadita de maizena; se reserva.
Se trincha la carne en lonchas de un centímetro de grosor, se vuelve a colocar en su forma primitiva, colocándola en una fuente grande; alrededor se colocan las cebollitas y las zanahorias, se echan unas cucharadas de salsa en la fuente y el resto, bien caliente, se presenta en salsera. Se sirve.

©Recetas.com.ec